CIRUGÍA ARTICULAR

La cirugía de reemplazo articular, o artroplastia, reemplaza las partes lesionadas o enfermas de la articulación y las reemplaza por partes nuevas y artificiales.
Las caderas y las rodillas son las articulaciones que se reemplazan con más frecuencia. Otras articulaciones que se pueden reemplazar son los hombros, las articulaciones de los dedos, los tobillos y los codos.

Beneficios
Mejora en el movimiento y uso de la articulación. La cirugía puede reemplazar o estabilizar la articulación, permitiéndole permanecer parado o caminar más fácilmente
Alivio del dolor. La cirugía puede aliviar el dolor que no responde a otros tratamientos.
Mejoramiento en la alineación de las articulaciones deformadas. El realineamiento de las articulaciones deformadas puede hacer que luzcan y funcionen bien.
Puntos importantes sobre la cirugía de reemplazo articular

La cirugía de reemplazo articular reemplaza las partes lesionadas o enfermas de la articulación y las reemplaza por partes nuevas y artificiales.

La cirugía de reemplazo articular tiene como meta aliviar el dolor, ayudar a que la articulación funcione mejor y mejorar el caminar y otros movimientos.

El riesgo de que ocurran problemas después de la cirugía de reemplazo articular es mucho menor en la actualidad.
 

    Llama para una cita al (222) 303 8348

Un programa de ejercicios puede ayudar a disminuir el dolor y la rigidez de la articulación.

La superficie de la articulación puede desgastarse, lo que se puede convertir en un problema unos 15 a 20 años después de la cirugía de reemplazo.

Algunas patologías que atiendo

Musculares: Contracturas, desgarros, calambres, contusiones y hematomas, entre otras
Tendones: Tendinopatías y tendinosis, por ejemplo
Articulaciones: Lesiones ligamentosas, de cartílagos, luxaciones y subluxaciones, meniscopatías, bursitis, etc.
Huesos: fracturas, fisuras, periostitis, entre otras.
 

Comprometido con tu salud